Creer en la suerte y en el destino, a veces puede jugar en contra


Suli Blet

image

Si la persona que cree en el destino, no es muy afortunada en la vida, y además es tirando a pesimista, seguramente y sin darse cuenta, forzará su propio destino a que sea más duro.

En cambio, una persona que cree en el destino, y que no es afortunada en la vida, pero que posee una tendencia optimista, posiblemente su suerte mejore, y su destino será llevadero o incluso afortunado.

El que es más afortunado y optimista, no influye mucho su creencia en el destino, porque en parte, ya está viviendo su propio destino.

Si no se cree en el destino ni en la suerte, pero se es optimista, el destino será el resultado de las decisiones que se vallan tomando durante la vida, más lo que ofrezca la vida, menos lo que la misma vida quite.

Lo importante no es creer o no creer en…

Ver la entrada original 43 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s