Problemas de conducta social en hijos únicos


Las familias con hijos únicos son el tipo de familia con el crecimiento más rápido en los EE.UU., de acuerdo con el libro “Los siete pecados comunes de criar un hijo único: una guía para padres y familias”. Aunque criar un hijo único tendrá sus retos respecto a enseñar la conducta social, estos retos pueden superarse y probablemente se resuelvan por sí solos durante los años de educación primaria.

Habilidades sociales

Douglas Downey, un investigador en Ohio State University, encontró en un estudio de 2004 que los niños del jardín de infancia que no tenían hermanos obtenían una puntuación menor en habilidades sociales que aquellos que sí los tenían, de acuerdo con un artículo en PsychologyToday.com. Downey dijo que cree que los niños con hermanos tienen mayor capacidad para manejar relaciones con sus pares porque los hermanos promueven las habilidades sociales e interpersonales de un niño. Aunque no siempre se lleven bien, aprenden a resolver el conflicto cuando discuten, lo cual es una habilidad social importante y difícil de desarrollar.

Continúa leyendo “Problemas de conducta social en hijos únicos”

Cómo enseñar habilidades sociales a niños con problemas de conducta


Los padres y los compañeros son las personas más influyentes en la vida de un niño cuando se trata de aprender buenas habilidades sociales, y la enseñanza de buenas habilidades sociales para un niño con trastornos de conducta, tales como TDA (déficit de atención) TDAH (déficit de atención con hiperactividad) y trastornos de ansiedad es difícil, sin importar la edad de tu hijo. Sin embargo, según la National Association of School Psycologists (NASP), las habilidades sociales deficientes pueden conducir a problemas de comportamiento, tales como bajo rendimiento escolar, violencia y agresión, así como dificultad para hacer y mantener amistades. Si las habilidades sociales deficientes son causa principal de los problemas de conducta, encontrar la manera de revertir esto puede ser un gran reto para los padres.

Continúa leyendo “Cómo enseñar habilidades sociales a niños con problemas de conducta”

El comportamiento imprudente en adolescentes


Los adolescentes a menudo ponen a prueba los límites de las normas parentales y sociales. Sin embargo, la conducta temeraria que pone en peligro a tu hijo y los demás puede ser un signo de un problema más grande, como un trastorno del comportamiento o falta de comprensión de las normas sociales. Si crees que el comportamiento imprudente de tu hijo adolescente puede ser peligroso o inapropiado para su desarrollo, considera hablar con un consejero, trabajador social o psiquiatra.

Comportamiento normal

Un cierto grado de comportamiento arriesgado es normal en los adolescentes. Por ejemplo, aunque no aconsejables y potencialmente peligrosas, las conductas como salirse a escondidas de la escuela y mentir a sus padres y maestros se encuentran dentro del ámbito de la conducta típica adolescente. Aunque los padres deben tener en cuenta estos comportamientos imprudentes, no deben ser motivo de grave preocupación, explica el psicólogo Jeffrey Arnett en la revista “Developmental Review” Sin embargo, las conductas de riesgo se vuelven problemáticas cuando ponen a tu hijo u otras personas en peligro. Por ejemplo, el alcohol y la conducción, el uso de drogas, el robo o participar en una actividad sexual promiscua pueden indicar problemas más grandes.

Continúa leyendo “El comportamiento imprudente en adolescentes”

Plan individualizado para comportamiento agresivo en niños


La forma en que respondes al comportamiento agresivo de tu hijo juega un gran papel en si el comportamiento agresivo tiene probabilidades de continuar o no. Tanto si tu hijo golpea, patea o muerde, no hay una solución que pare todo el comportamiento agresivo. En vez de eso, los niños necesitan un plan de comportamiento individualizado que ayude a los cuidadores a identificar estrategias específicas para evitar y responder al comportamiento agresivo.

Identifica detonadores para comportamiento agresivo

Identifica qué pasa justo antes de que tu hijo se vuelva agresivo y busca patrones en su comportamiento. Una vez que identifiques los detonadores para su comportamiento agresivo, haz cambios en el entorno para evitar una agresión mayor. Si tu hijo lanza cosas cuando está perdiendo una partida de videojuegos, quítale sus privilegios de videoconsola hasta que sea lo bastante maduro para jugar. Si tiene problemas con un compañero en particular, mantenles separados tanto como puedas o quédate cerca para entrenar a tu hijo a través de sus interacciones.

Continúa leyendo “Plan individualizado para comportamiento agresivo en niños”

Cómo manejar el comportamiento agresivo


Ya sea verbal, no verbal o física, la conducta agresiva es un comportamiento que pretende herir a alguien o facilitar su alcance con el agresor. Los niños a menudo muestran un comportamiento agresivo en sus intentos por llamar la atención, para la autogratificación, o por una sensación de poder y control. Los comportamientos agresivos también pueden utilizarse como un escape de una situación desagradable. El manejo de los comportamientos agresivos en los niños puede ser difícil, pero es necesario mantener a los otros niños, a los adultos y al agresor emocional y físicamente seguros.

Continúa leyendo “Cómo manejar el comportamiento agresivo”

¿Qué ocasiona los problemas de comportamiento de los niños?


Si tu niño está frecuentemente fuera de control o suele tener comportamientos agresivos como morder, patear o hacer berrinches, puede tener un problema de comportamiento. El mal comportamiento también puede incluir confrontaciones verbales, como usar malas palabras o contestar. Este tipo de problemas pueden tratarse usando técnicas de disciplina parentales o con la ayuda de un profesional. El primer paso es identificar la causa del problema.

Genética

El comportamiento de un niño es producto de su temperamento. Es más probable que un niño con un temperamento fuerte tenga problemas de comportamiento que un niño con un temperamento apacible. El temperamento es controlado por la genética, según “North Carolina State University Cooperative Extension”. Los investigadores describen tres tipos de temperamento: relajado, sensible y enérgico. Este grupo indica que el 15 por ciento de los niños nacen enérgicos. Estos niños suelen tener problemas de comportamiento y dichos problemas también pueden ser el resultado de factores biológicos tales como discapacidades visuales, problemas del habla y discapacidades motrices, según lo explica National Association for the Education of Young Children (NAEYC).

Continúa leyendo “¿Qué ocasiona los problemas de comportamiento de los niños?”

Una lista de cosas para hacer con niños con comportamiento agresivo


El comportamiento agresivo puede desconcertar y confundir a los padres, ya que a menudo es difícil saber cómo detener un comportamiento inapropiado. Healthy Children define al niño agresivo como aquel que golpea, muerde, maltrata, demanda y destruye. La conducta agresiva es una respuesta a los sentimientos de ira y frustración, pero los niños pueden aprender formas más adecuadas y más aceptables socialmente para hacer frente a estos sentimientos, según Healthy Children.

Presta atención a tus hijos

Muchos niños agresivos agreden porque saben que es una manera de llamar la atención de sus padres, según Healthy Children. Los padres son alentados a pasar tiempo de calidad con su hijo y a ofrecerle elogios positivos. Healthy Children también recomienda que los padres consideren la agresividad como algo serio y busquen ayuda profesional para su hijo, si la agresión es permanente y amenaza el bienestar de su hijo o el de otros niños.

Continúa leyendo “Una lista de cosas para hacer con niños con comportamiento agresivo”

Problemas de comportamiento de un niño de 3 años de edad


Problemas de comportamiento de un niño de 3 años de edad

Los “terribles dos” pueden durar más allá del tercer cumpleaños de tu hijo.

Muchos padres dicen adiós a los “terribles dos años”, con un suspiro de alivio, pero a los 3 años viene otro conjunto de problemas. Conforme los niños maduran, tienen un mayor sentido de la individualidad e independencia. Estos sentimientos normalmente chocan con las reglas. Entender cuáles son los comportamientos que tu niño puede mostrar te ayudará a detener el mal comportamiento en sus inicios.

Continúa leyendo “Problemas de comportamiento de un niño de 3 años de edad”

Problemas de comportamiento en los niños preescolares


Un poco de mal comportamiento es una parte normal del desarrollo infantil. Frecuentemente, los niños prueban las reglas y los límites con el mal comportamiento para descubrir qué es lo que permitirán y qué no a los cuidadores. En otras ocasiones, los niños no conocen las reglas o no entienden el concepto de comportamiento apropiado. Sin embargo, en algunos casos, los problemas de comportamiento son un síntoma de un problema subyacente que está provocando es tres o ansiedad en el niño.

 Problemas de comportamiento en los niños preescolares

Comportamiento y desarrollo infantil normal


Los hitos del desarrollo son habilidades específicas que los niños adquieren durante diferentes períodos del crecimiento. Los ejemplos incluyen los botes de un bebé, un pequeño dando sus primeros pasos, o un niño mayor siguiendo una serie de instrucciones. El rango de tiempo durante el cual un niño puede alcanzar cada hito es amplio; por ejemplo, la mayoría de los niños comienzan a caminar en algún momento entre los 10 y los 18 meses de edad. Cada niño es único y se desarrolla a su propio ritmo, sin embargo, un conocimiento general de los hitos del desarrollo es de gran ayuda para los padres que quieren saber qué esperar y cuando deberían estar preocupados.

Continúa leyendo “Comportamiento y desarrollo infantil normal”

Técnicas conductuales niños


Lunes 13 de Octubre de 2014

 

1- Introducción

-Las técnicas que se describen a continuación están basadas en los principios de la Modificación de la Conducta. Este campo de la psicología ha aportado a partir del estudio sistemático del Aprendizaje animal, numerosas técnicas eficaces para instaurar, corregir o modificar conductas en niños y jóvenes. Se han aplicado con éxito en diferentes campos, situaciones y personas, tanto en población normal como en población con trastornos severos. Hoy en día, siguen siendo aplicadas en niños conTrastornos Generalizados del Desarrollo, Autismo, etc, como forma de aliviar muchos de los síntomas. También se aplican en centros escolares de forma individual o en grupo.

-Algunas de estas técnicas puede parecer simplistas o insuficientes pero insistimos en el amplio soporte experimental con el que cuentan. Otra ventaja es que aportan soluciones prácticas aplicadas en el aquí y ahora, utilizando la observación y medición de la conducta como variable fundamental y en detrimento de otras técnicas más subjetivas. No se trata de eliminar la introspección o el análisis de otros factores de riesgo existentes (entorno social, familiar, enfermedades orgánicas, factores emocionales…) sino de aportar soluciones inmediatas y eficaces para el control o modificación de la conducta, en especial cuando existen problemas conductuales específicos que provocan gran malestar o desadaptación del niño en su entorno próximo ya sea en la escuela o en el seno de la familia.
A modo de ejemplo podemos citar su uso por parte de educadores o maestros dentro de la clase. Es evidente que delante un colectivo numeroso de niños, el maestro necesita pautas de actuación concreta delante de episodios de desobediencia, agresividad, etc. En esos momentos no hay tiempo para un análisis pormenorizado de las circunstancias de cada niño y se imponen medidas concretas. Es aquí donde las técnicas conductuales cobran mayor importancia.

-Las técnicas que se exponen a continuación, aunque se describen de forma separada, pueden utilizarse individualmente o en combinación, según el caso, para aumentar los resultados.

-Destacar también que hay que conceptualizarlas como herramientas puntuales (para su uso por parte de maestros, educadores o padres en situaciones concretas) pero que a nivel de intervención psicológica el uso de dichas técnicas debe ser complementada con un análisis más detallado del caso en la que se incluyan todos los factores de riesgo para su debido tratamiento psicológico.

Recordemos que, ante conductas más severas, persistentes y/o con presencia de agresividad, éstas técnicas no deben ser aplicadas sin la evaluación previa de un profesional de la salud infantil.

 

Continúa leyendo “Técnicas conductuales niños”

La Modificación de Conducta -2


Lunes 13 de Octubre de 2014

 

1- Orígenes de la Modificación de Conducta

-Las diferentes técnicas de Modificación de Conducta se basan en el denominado Modelo Conductual. Dicho modelo surgió como una reacción y renovación de los postulados psicológicos vigentes a principios del siglo XX. En esos momentos el objeto de estudio predominante de la psicología era la mente o la conciencia y su contenido, siendo la introspección su método. El psicoanálisis freudiano contemplaba la existencia de muchos elementos inobservables tales como el inconsciente, los conflictos intrapsíquicos, etc…y surgía la necesidad de cambiar estos conceptos por otros más acordes con las nuevas tendencias, que apostaban por desplazar a la mente cómo objeto de estudio a favor de la conducta, y la introspección cómo método por el utilizado en la ciencia experimental.

-El postulado fundamental de la nueva psicología conductual era que la conducta es fundamentalmente una consecuencia del aprendizaje que tiene lugar en el medio social en el que crece y se desenvuelve el individuo.
La Psicología, por fin, podía constituirse en una disciplina experimental donde su objeto de estudio, la conducta, podría ser cuantificada, observada objetivamente y manipulada para producir igualmente cambios susceptibles de verificación.

-La base teórica en la que se sustentan los diferentes enfoques del modelo conductual, se remontan a los estudios pioneros (a principios s.XX) de la escuela rusa a través de autores tan relevantes como Paulov (Condicionamiento Clásico), Sechenov o Betcherev (Reflejos) o de psicólogos experimentales como Watson o Thorndike. Sus trabajos comprendían rigurosos estudios de experimentación animal con los que intentaban llegar a encontrar las bases científicas para poder explicar la conducta humana.

 

Continúa leyendo “La Modificación de Conducta -2”

Trastornos de Conducta


Domingo 12 de Octubre de 2014

 

1- Introducción

Las conductas agresivas, de oposición, desobedientes o desafiantes se encuentran a menudo en la población infanto-juvenil como parte de un desarrollo evolutivo “normal”. Establecer los límites en donde se debe acudir al profesional de la salud es difícil de concretar. Las pistas nos las tiene que dar la frecuencia, magnitud y perseverancia en el tiempo de la conducta en cuestión en función de la edad del niño. El hecho de que consideremos la manifestación de dicha conducta como trastorno leve (no clínico) o trastorno más severo (clínico), tiene una importancia vital ya que de ello va a depender el tipo de intervención.

Cuando los problemas de comportamiento no son considerados clínicos, la intervención psicológica se dirige a informar y asesorar a los padres (técnicas de dominio de contingencias, refuerzo, etc…) principalmente. En el trastorno clínico, el psicólogo además deberá trabajar directamente con el niño en tareas de evaluación e intervención como parte del tratamiento.

En esta sección se analizaran las características generales de los trastornos clínicos de conducta. Para ver información sobre los problemas habituales de conducta en la infancia (problemas de conducta)pulsar sobre el enlace.

 

Continúa leyendo “Trastornos de Conducta”

Técnicas modificación conducta aula


Viernes 10 de Octubre de 2014

1- Introducción

Numerosas son las consultas que recibimos acerca de las multiproblemáticas conductuales que se dan diariamente en nuestras aulas. El maestro o educador con frecuencia se siente sólo ante grupos de alumnos que colectiva o individualmente pueden presentar conductas disruptivas y arrastrar a otros. Pese a que las escuelas suelen disponer de equipos multidisciplinares de asesoramiento e intervención, se hace necesario dotar a los docentes de herramientas prácticas, inmediatas, centradas en el aquí y ahora, para optimizar su trabajo y afrontar con mayor éxito el reto diario que supone intentar educar en la sociedad actual.

Insistimos en que no se trata de que el maestro haga de psicólogo sino que aproveche algunas de las herramientas de que dispone la Psicología de Modificación de la Conducta y ensanche su propio repertorio de estrategias para aplicarlas en clase si lo cree necesario.
Muchas de las técnicas que se exponen ya son ampliamente utilizadas y, de hecho, muchos profesores disponen de gran experiencia al respecto.

Debemos recordar, pero, que cada docente o profesional debe valorar en función de las peculiaridades de su alumnado, colegio u otras circunstancias la idoneidad de su aplicación o la adaptación de las mismas. En esta página sólo se exponen sugerencias generales.

Antes de aplicar cualquiera de las estrategias propuestas a continuación, aconsejamos leer las orientaciones generales donde se ofrece un esquema de actuación y orientaciones para escoger las técnicas en función del tipo de niño y trastorno.

Continúa leyendo “Técnicas modificación conducta aula”