La película Moomy y el TDAH en adolescentes


Mommy es una película drama canadiense del 2014 dirigida por Xavier Dolan que fue seleccionada para la Palma de Oro en la sección principal de competición en el Festival de Cannes de 2014, en donde ganó el Premio del Jurado. Fue seleccionada para representar a Canadá en los Premios Óscar 2015 en la categoría de Mejor película extranjera.

Mommy es la historia de Steve (Olivier Pilon), un adolescente con trastornos por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), su madre Diane (Anne Dorval) y la llegada de una misteriosa vecina Kyla (Suzanne Clément) que les marcará.

moomy_tdah_adolescentes

Este intenso drama cuenta como una madre viuda, enérgica, guerrera y deslenguada que se encuentra desesperada, sola y abrumada por la dificultad de criar a su hijo con TDAH. Problemático y a veces violento.

En una ficticia Canadá, una ley permite a los padres abandonar a sus hijos con problemas en un hospital. Diane tiene que hacerse cargo de su hijo, un chaval de 16 años recién expulsado de un internado por prenderle fuego y con una conducta violenta e imprevisible, desde que su padre muriera hace tres años. Aunque apenas puede con ella misma decide intentar criar y educar a Steve.

Madre e hijo se esfuerzan para encajar y llevar su obligada convivencia lo mejor posible y aunque `No hay nada como el amor de una madre`, a veces este amor no es suficiente. De poco sirve querer a una persona si ésta te está destrozando la vida y no te deja avanzar. Hay relaciones enfermizas de las que es mejor huir, pero ¿cómo huyes de un hijo?

Madre e hijo no dan pie con bola hasta que una misteriosa vecina llega a la urbanización, y las cosas, por un ratito aunque sea, empiezan a tomar un poco más de forma. Cuando parecía que todo estaba perdido, un soplo de esperanza llega al conocer a Kyla: una profesora que se recupera de un colapso nervioso que le ha provocado tartamudez y que se integra en sus vidas, proporcionando, sobre todo a la madre, el apoyo que necesitaba.

La presencia y ayuda, cada vez más importante de Kyla en las vidas de Steve y Die, hace que las carencias de los tres se completen y se inicie un período de estabilidad. Juntos encontrarán un nuevo equilibrio y recobrarán la esperanza.

La película habla de lo que nos une y nos separa, del amor y de sus heridas y del puro estado de un adolescente con TDAH. No solo no nos deja indiferencia sino que nos puede dejar con la boca abierta.
 http://www.fundacioncadah.org/web/noticia/la-pelicula-moomy-y-el-tdah-en-adolescentes.html
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s